a
© Derechos Reservados 2022 Sector Primario 1

Ya viene el camarón de Ecuador

POR: AARÓN SÁNCHEZ/COLUMNISTA PERIÓDICOS EL DEBATE

¿ México y Sinaloa se verán inundados de camarón ecuatoriano? Todo indica que sí, y muy pronto. Ello será un golpe durísimo para la economía regional y para miles y miles de familias que viven de esta actividad productiva. Se advierte un serio problema para los productores de camarón. Pero extrañamente nadie dice ni hace nada.

El gobierno federal guarda total hermetismo sobre el tema. El gobierno estatal hace como que no es su problema. Y los productores están aterrados, temerosos, paralizados y mantienen un silencio inexplicable. La razón es evidente: estamos ante la posibilidad real de que en corto plazo definitivamente desaparezca la industria del camarón en Sinaloa y en todo el país.

La causa es la próxima vigencia del Acuerdo de Integración Productiva entre México y Ecuador. Mediante este acuerdo se pretende abrir el acceso a mercados y ampliar el comercio de bienes y servicios entre ambos países. Ecuador, como gran productor mundial de camarón, quiere acceso al mercado mexicano. Y el gobierno de México tiene toda la intención de permitirle la entrada.

Muy pronto el camarón de Ecuador se comercializará libremente en todo México. Tiene mayor competitividad y costos más bajaos debido a que recibe fuertes subsidios gubernamentales. Entonces, el camarón de Ecuador rápidamente eliminará del mercado al camarón mexicano. Esto traerá una verdadera catástrofe económica y social entre los productores nacionales de camarón.

Pero el impacto más negativo se verá en Sinaloa. Esta entidad es el principal productor nacional de camarón. Pero dejará de serlo al entrar en vigencia el Acuerdo entre México y Ecuador. Este va a provocar la desaparición de toda la cadena productiva del camarón nacional. Afectará a comunidades pesqueras, cooperativas, empresas privadas y sociales, y miles de familias se quedarán sin ingresos.

Al gobierno federal todo eso parece tenerle sin cuidado. El gobierno estatal parece no advertir la magnitud del desastre económico y social que se viene. Funcionarios de economía se han limitado a declarar que el camarón ecuatoriano no va a entrar a Sinaloa. Tal vez se ignora que los acuerdos son de país a país.

Pero ahora es momento para que el Ejecutivo estatal asuma el liderazgo para dar atención al problema. Puede gestionar ante el gobierno federal que el camarón quede fuera de las negociaciones del Acuerdo entre México y Ecuador. Pero también puede aplicar un programa de apoyo que incluya la electrificación de granjas y subsidios para reducir costos y otorgar condiciones de competitividad.

El crecimiento de la economía regional tiene que convertirse en prioridad. El gobierno no es el único responsable y tampoco es un asunto de colores partidistas. El destino de toda la cadena productiva y el de muchas familias está en alto riesgo. De una crisis económica regional nadie queda a salvo. Hay que actuar, antes de que sea demasiado tarde.

Share With: