a
© Derechos Reservados 2022 Sector Primario 1

MIDEN LA RADIACIÓN DEL SOL PARA MEJORAR EL RENDIMIENTO DE LOS CULTIVOS

En la sede del IPAF NOA -Salta-, un equipo de investigación se enfoca en interpretar esa información para impulsar proyectos sobre energía solar. La estación solarimétrica, que fue recientemente instalada gracias a un convenio entre el INTA y el Conicet, permitirá obtener datos específicos sobre las características de la radiación solar en sitios de altura de esa región del país.

ARGENTINA. – La energía solar es un recurso de amplia disponibilidad en las regiones de Cuyo y NOA. Por esto, medirla con una estación solarimétrica es muy importante para el impulso de los recursos renovables en el país y específicamente para los proyectos de energía fotovoltaica. Gracias a un convenio firmado entre el INTA y el Conicet, se instaló la estación en la sede del IPAF NOA -Salta-. Allí, un equipo de investigación buscará obtener e interpretar información inédita sobre radiación solar en diferentes sitios de altura del Noroeste argentino.

Pablo Gerbi –coordinador de Investigación del IPAF NOA del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA)– explicó que: “Se trata de una red renovada y ampliada que permitirá adquirir información detallada, específica y de alta calidad sobre las características de la radiación solar en el NOA y con ella se completa una red que se comenzó a instalar años atrás en Salta, particularmente en Abra Pampa, Yuto y Cerrillos”.

En este sentido, contar con datos fiables puede ser de vital importancia para el mejor aprovechamiento de este tipo de energía en algunas tecnologías que utilizan los agricultores familiares de la zona: deshidratadores solares, bombas solares o equipos de generación eléctrica, entre otros.

Asimismo, los datos sobre las distintas disponibilidades de radiación pueden ser muy útiles para determinar cambios en la producción y desarrollo de los cultivos. Para acompañar el diseño experimental de este tipo de procesos, Gerbi indicó: “La estación instalada en el INTA es la encargada de grabar las lecturas de los sensores de medición de radiación solar directa, global y difusa. Estas lecturas son transmitidas a una red de procesamiento centralizada mediante el uso de tecnología celular. La información recolectada queda registrada y mediante una página web  se logra canalizar las consultas a las estaciones de medición remotas instaladas en el territorio nacional”.

“Complementará la información brindada por la red terrestre de medición de la radiación solar con estimaciones realizadas en base a imágenes satelitales, que posean la resolución espacial y temporal que la evaluación de la energía solar disponible requiera para su aprovechamiento por diversos usuarios potenciales”, agregó el investigador.

En cuanto a las aplicaciones de la estación, Gerbi detalló que servirá para armar una base de datos para la investigación de cultivos en sitios de altura, que permitirán aportar precisión a estudios sobre la respuesta de cultivos a las variaciones en la radiación incidente asociada a la altura, de esta forma se podrán ofrecer alternativas de manejo para optimizar rendimientos.

Asimismo, el investigador del INTA señaló que la información servirá para la elaboración de mapas y software para la estimación de sistemas de generación de energía eléctrica fotovoltaica o termosolar. “Esto tiene implicancias a gran y pequeña escala ya que se puede utilizar para el diseño de grandes parques como para las comunidades que no están conectadas a la red eléctrica”, expresó.

El futuro de la medición solar

Gracias a la articulación entre la Universidad Nacional de Luján (UNLu) –Buenos Aires–, Y-TEC –empresa de tecnología creada por YPF y el Conicet– y el INTA, se creó el Sistema Argentino de Evaluación de Energía Solar (Enarsol).

Los instrumentos instalados son casi el estándar mundial en estaciones radiométricas de alta calidad: son usados en la Baseline Solar Radiation Network BSRN (que nuclea a más de 80 estaciones en todo el mundo), o la National Solar Radiation DataBase NSRDB (con estaciones en América), o la red SONDA brasileña, así como redes uruguayas y chilenas. Es decir, con estas estaciones la Argentina se inserta en el mundo de la medición de radiación solar, enriqueciendo nuestros saberes y compartiéndolos.

En la Argentina la investigación sobre el potencial de las energías renovables para la producción agropecuaria está en pleno desarrollo. Por ello, el INTA busca armar un mapa sobre la disponibilidad real de la radiación solar a partir de la instalación de estaciones en todo el país.

“Con esta información, los investigadores procuran disminuir el margen de incertidumbre en la evaluación de proyectos agronómicos o para la instalación de plantas solares de generación eléctrica”, aclaró Gerbi

El proyecto consta de una red automatizada de 30 estaciones de medición de radiación solar ubicadas en  todo el  territorio nacional, que mediante tecnologías de información  y comunicación transmiten en forma remota esas mediciones a distintos servidores. Así se genera  conocimiento básico para el aprovechamiento de esta fuente de energía renovable.

 

Share With: